Los potentes ingredientes naturales te ayudan a ti y a tu cuerpo.

No obstante, debes tener cuidado y aplicar primero una pequeña cantidad para probar, ya que la piel puede calentarse mucho.

La culpable es la ortiga, pero no le vamos a reprochar nada, ya que solo hace su trabajo. Y es que Pro Active Muscle tiene que calentarse.

¿Por qué?

Para que la sangre llegue lo antes posible a la zona «dañada» para contribuir a una curación perfecta. Esto te ayuda a ti y a tus músculos, tendones y articulaciones.

La hoja de vid roja y el hinojo son los remedios clásicos contra los calambres y las inflamaciones.

  • El castaño de Indias sella las paredes vasculares, previniendo la retención de agua.
  • La melisa, la valeriana y el lúpulo calman y relajan los músculos y tejidos.
  • La manzanilla y la aquilea tienen un efecto antiinflamatorio, antibacteriano y antiespasmódico.

Instrucciones de uso

  • Aplicar poca cantidad en la piel seca
  • Masajear en círculos en las zonas afectadas
  • Lavarse bien las manos con jabón después de aplicar el producto
  • Evitar el contacto directo con los ojos, las mucosas y áreas de piel abierta

¿Cuándo puede ayudarte mejor el calor de Pro Active Muscle?

La respuesta es sencilla: la termoterapia es aplicable a las lesiones contusas (= sin heridas abiertas) después de la primera etapa inflamatoria del tejido.

Por lo tanto, debes enfriar primero la zona hasta que se detenga la inflamación.

La termoterapia tiene los efectos siguientes:

  • Calienta el tejido y estimula el metabolismo.
  • Hace que más oxígeno, nutrientes y productos de degradación lleguen a la zona afectada.
  • Aumenta las defensas inmunitarias.
  • Favorece una curación más rápida de la lesión.